Archivo de la etiqueta: pulso venoso

Tema 12. Pulso arterial – Pulso venoso / Presión arterial – Presión venosa

1. Medición de la presión arterial:

Se mide con un esfingomanómetro, aparato que consta de manguito de toma de presión, bomba de aire i manómetro de presión.

La posición ideal del paciente sería estar sentado y el corazón tiene que estar a la misma altura de la escala baja del registro del manómetro (de mercurio ya no se utiliza en los hospitales por estar prohibido debido a su toxicidad). Normalmente hacemos la medida a nivel de la arteria braquial.

1.1.  Procedimiento:

Lo que hacemos es aumentar la presión del manguito hasta 180-190 mmHg haciendo que la arteria se colapse (no pase flujo sanguíneo) porque la presión del manguito es mayor a la presión de la arteria. También podríamos primero auscultar para comprobar hasta donde debemos de subir la presión, pero si no lo hacemos nos percataremos si lo debemos de subir más en el caso de personas hipertensas.

Ponemos el fonendo sobre la arteria i poco a poco bajamos la presión del manguito hasta que la presión del manguito y la de la arteria sean iguales. En ese momento habrá flujo sanguíneo y escucharemos el latido y si además palpamos notaremos el pulso. Esta presión corresponde a la presión sistólica.

 Continuamos bajando la presión del manguito hasta que dejemos de escuchar ningún latido, en ese momento la presión que marque el manómetro corresponde a la presión diastólica.

Sería muy difícil notar la presión diastólica por palpación, por eso siempre es preferible hacerlo por auscultación.

1.2. Sonidos de Korotkoff:

- Son sonidos que se producen cuando se restaura el flujo o pulso en una zona ocluida. Cuando comenzamos a sentir por auscultación estos sonidos estamos delante de la presión sistólica y cuando llegamos a la presión diastólica notamos o bien que desaparecen estos sonidos o bien que hacen un cambio muy claro. De esta manera podemos medir la presión arterial.

En la práctica clínica siempre hemos intentado utilizar los mmHg y no los cmHg.

1.3. Valores normales de Presión arterial:

Unos valores normales de tensión arterial en adultos sansos estarían alrededor de 110-135 mmHg la Presión Sistólica y 60-85 mmHg la Presión Diastólica.

Valores por encima de 135-140 mmHG de sistólica serían indicativos de hipertesión arterial, y valores por debajo de 96-100 mmHg serían indicativos de hipotensión arterial.

Unos valores de diastólica por encima de 85 mmHg serían unos valores preocupantes porque indicarían que el sistema siempre está como mínimo en aquella presión. Una sistólica por debajo de 140 mmHg también es preocupante, aunque no tanto, ya que indica que sólo está en aquella presión en el momento de la sístole y no el 100% del tiempo.

Los niños pequeños tienen la presión normal muy baja, llegando a unos valores de 80/40 mmHg. A lo largo de la vida la tensión arterial va aumentando.

2. Pulso venoso:

Para poder hacer la exploración del pulso venoso lo miraremos en la vena yugula externa porque es donde se puede ver mejor, aunque nos interesaria mirar la vena yugular interna pero tiene un acceso más difícil.

En el caso de pulso venoso sólo lo exploramos por inspección y no por palpación, ya que la vena se colapsa.

Los cambios de presión que hay en el circuito derecho cuando las venas drenan en la aurícula derecha producen una onda à onda de pulso venoso (no tan espectacular como la de las arterias).

 

3. Presión venosa:

Los cambios de presión en las grandes venas producen una onda visible porque vemos como la vena se infla o de vacía, produciendo el “pulso venoso”.

La presión venosa está muy relacionada con el pulso venoso: miramos el pulso venosos y según a la altura que llega podemos medir aproximadamente la presión venosa. Por lo tanto, aumentos de presión en la vena yugular externa mostrarán como la vena se infla mucho más de lo normal.

Para poder apreciar el llenado de la vena yugular externa (y por lo tanto la presión) hemos de poner al enfermo en una posición inclinada de 45º.

 

 

 

4. Registro gráfico del pulso venoso y pulso arterial:

Sólo se hacen registros gráficos en pacientes de la UCI, que están sometidos a cirugía cardíaca.

Nos permite apreciar con mucha claridad características que sólo palpando o mirando es muy difícil de valorar. Ayuda mucho a valorar como es el pulso.

4.1. Pulso arterial:

En el pulso normal arterial vemos una parte de la onda que sube y que corresponde a la sístole y una parte de la onda que baja y que corresponde a la diástole.

Se consideran normales una onda mas sistólica que se llama “onda anacrónica” y una incisura que se sitúa al final de la sístole y al inicio de la diástole que se llama “onda dícrota”.

Variaciones patológicas:

  • Pulso alternante: el pulso tiene más o menos las características normales pero las amplitudes del pulso son diferentes. Esto pasa en algunos casos de fallo ventricular izquierdo.
  • Pulso bisteriens: pulso de doble onda. Puede pasar porque realmente el pulso tiene dos ondas (dos ondas anacrónicas) o porque la onda dícrota coge protagonismo y llega hasta el mismo nivel que la onda anacrónica.
  • Pulso parvus y tardo: amplitud más baja pero más duración
  • Pulso Magnus y celer: durada muy cota y amplitud muy grande

 

 

4.2. Pulso venoso:

El pulso venoso normal tiene básicamente dos ondas positivas:

  • A: onda auricular
  • V: onda ventricular

También tiene dos ondas negativas o también llamadas “senos”: X y Y

También podemos diferenciar una pequeña incisura positiva llamada “C” que corresponde a la pulsación transmitida a la arteria carótida.

Patologías:

  • Prominencia de la onda A: pulso venoso presistólico: La onda A es mas amplia
  • Prominencia de la onda V: pulso venosos sistólico, onda más amplia que la A.
  • También pueden haber alteraciones en la profundidad de las ondas negativas, como en el caso de la onda Y como pasa en las insuficiencias tricúspides.
  • Estenosis pulmonar: onda A muy amplia.
  • Si Y desciende con mucha profundidad, puede tratarse de una pericarditis constrictiva.